Transformación azul para mejorar los sistemas alimentarios

por Redaccion@revistatuk
0 Comentario

Transformación azul para mejorar los sistemas alimentarios.


La tercera jornada de la Conferencia sobre los Océanos, ha girado en torno la industria pesquera mundial y a la sostenibilidad de la acuicultura. Durante la Conferencia se ha puesto de manifiesto que la producción pesquera y la acuicultura contribuyen de forma decisiva a la seguridad alimentaria mundial. Se espera que el consumo aumente, impulsado por el rápido incremento de la población y las tendencias dietéticas hacia una mejor salud y nutrición.


La Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) analiza la situación de la población mundial y las tendencias de la pesca y la acuicultura. Es fundamental llevar a cabo una “transformación azul” en la manera de producir, gestionar, comercializar y consumir alimentos acuáticos, con el fin de alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible.


La «Transformación Azul», una estrategia visionaria diseñada para mejorar el potencial de los sistemas alimentarios bajo el agua y alimentar a la creciente población mundial de modo sostenible. El documento sirve de referencia crítica para los gobiernos, los responsables políticos, los académicos y otras partes interesadas en el sector.


Conforme el sector continúa expandiéndose, se necesitan cambios específicos tanto para lograr un sector de la pesca y la acuicultura más sostenible, inclusivo y equitativo, como para combatir la creciente amenaza de la inseguridad alimentaria.

Sostenibilidad en el mar


La demanda actual y la necesidad de satisfacer las necesidades de 10.000 millones de personas a medida que la población crece, presionan a los sistemas alimentarios; por el otro, el cambio climático, el COVID-19, la degradación medioambiental y los conflictos están poniendo a prueba.


Con más de 800 millones de personas que pasan hambre y 2400 millones con un acceso muy limitado a una alimentación, el reto de alimentar a una población creciente sin agotar los recursos actuales va en aumento. «El crecimiento de la pesca y la acuicultura es vital en nuestros esfuerzos para acabar con el hambre y la malnutrición en el mundo, pero se necesita una gran transformación en el sector para hacer frente a los desafíos» afirmó el director general de la FAO, QU Dongyu.  

La acuicultura como solución

En 2020, la producción de la acuicultura animal alcanzó los 87,5 millones de toneladas. El volumen de capturas en alta mar se redujo a 90,3 millones de toneladas, una caída del 4% en comparación con la media de los tres años anteriores. La creciente demanda está cambiando rápidamente el sector de la pesca y la acuicultura. Se estima que el consumo aumentará un 15% para suministrar una media de 21,4 kg per cápita en 2030.

«Más de 58 millones de personas dependen directamente de la pesca y la acuicultura: pescadores, pescadoras y acuicultores», subrayó el experto de la FAO Barange.


Las actividades pesqueras contribuyen al empleo, el comercio y el desarrollo económico.  Se calcula que alrededor de 600 millones de personas dependen de la pesca y la acuicultura. La sostenibilidad de los recursos pesqueros marinos sigue siendo preocupante, ya que el porcentaje de poblaciones pesqueras sostenibles cayó al 64,6% en 2019, un 1,2% menos que en 2017.


Según la FAO, se necesita hacer mucho más para alimentar a la creciente población mundial, mejorar la sostenibilidad de las poblaciones y los ecosistemas frágiles, y proteger las vidas y los medios de subsistencia a largo plazo.

Con información de Noticias ONU

Te puede interesar: https://revistatuk.com/medio-ambiente/daisugi-madera-sin-talar-los-arboles/

Dona un café

Related Articles

Deja un comentario