Manuel Acuña el gran romántico mexicano

Publicado en:


La historia de vida de Manuel Acuña

Reconocido escritor y poeta mexicano, está marcada por su talento indiscutible y su trágico final.

Nacido el 27 de agosto de 1849 en Saltillo, Coahuila, Acuña se destacó desde joven por su pasión por las letras y su habilidad para expresar sus emociones a través de la poesía

Desde temprana edad, Acuña mostró un interés destacado por la literatura y fue instruido en casa por su madre en la lectura y escritura.

Estudió en diferentes instituciones educativas, pero fue en el Ateneo Fuente donde su talento se hizo evidente y donde comenzó a destacar como poeta.

Uno de los máximos exponentes del romanticismo en México.

Su obra poética está impregnada de una atmósfera melancólica y pasional, reflejando la sensibilidad y el tormento emocional que experimentaba el autor.

Sus versos son una mezcla de amor, desamor, soledad y muerte, temas recurrentes en su poesía.

Uno de los poemas más conocidos de Acuña es «Nocturno a Rosario», una composición que expresa la intensidad de un amor no correspondido.

«Nocturno a Rosario»

¡Pues bien!, yo necesito decirte que te adoro,
decirte que te quiero con todo el corazón;
que es mucho lo que sufro, que es mucho lo que lloro,
que ya no puedo tanto, y al grito en que te imploro,
te imploro y te hablo en nombre de mi última ilusión.

Yo quiero que tú sepas que ya hace muchos días
estoy enfermo y pálido de tanto no dormir;
que están mis noches negras, tan negras y sombrías,
que ya se han muerto todas las esperanzas mías,
que ya no sé ni dónde se alzaba el porvenir.

De noche, cuando pongo mis sienes en la almohada
y hacia otro mundo quiero mi espíritu volver,
camino mucho, mucho, y al fin de la jornada,
las formas de mi madre se pierden en la nada,
y tú de nuevo vuelves en mi alma a aparecer…

Manuel Acuña

Los sentimientos de tristeza y desesperación que transmite en este poema reflejan la profunda tristeza que atormentaba al autor.

Su obra también incluye poemas como «Me preguntas qué es el amor», donde explora las diferentes facetas de este sentimiento universal.

A pesar de su corta vida, Manuel Acuña dejó un legado poético importante para la literatura mexicana.

Sin embargo, su historia estuvo marcada por la tragedia, ya que, en 1873, a los 24 años de edad, el poeta se quitó la vida en la Ciudad de México.

Las razones exactas que lo impulsaron a tomar esta trágica decisión siguen siendo objeto de especulación y debate entre los estudiosos de su vida y obra.

La figura de Manuel Acuña ha sido objeto de homenajes y reconocimientos a lo largo de los años.

Su talento y su capacidad para transmitir intensidad emocional a través de sus versos lo han convertido en uno de los poetas más influyentes de México.

Su contribución a la literatura mexicana e hispana es indiscutible, y su trágica historia de vida ha sido inspiración para muchos artistas y escritores posteriores.

Muestra de talento y pasión por las letras

Aunque truncada por su trágico final, su obra poética sigue vigente y continúa siendo una referencia en la literatura mexicana.
Su legado perdura y su figura es recordada como una de las más importantes en la historia literaria de México.

TE PUEDE INTERESAR: Salvador Diaz Mirón un precursor del modernismo en la literatura hispanoamericana – Revista TUK

¡Únete a nuestro canal de WhatsApp y no te pierdas ninguno de nuestros artículos!
https://whatsapp.com/channel/0029VaCL4S1JUM2a4jM0n444

¡SÍGUENOS EN REDES!

FACEBOOK: https://www.facebook.com/tukrevista
INSTAGRAM: https://www.instagram.com/revistatuk/
TWITTER: https://twitter.com/RevistaTuk

- Advertisement -spot_img

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí