La necesidad de adaptar los bosques naturales al cambio climático

por Redaccion@revistatuk
0 Comentario

La necesidad de adaptar los bosques naturales al cambio climático

En Estados Unidos, varios estados luchan contra los incendios forestales, incluso en Alaska, donde a mediados de julio fueron destruidos por el fuego más de 1,2 millones de hectáreas de tierra. En California, tan solo un incendio cerca de la cordillera de la Sierra Nevada quemó más de 6000 hectáreas y obligó a 3000 personas a abandonar sus hogares.

En Rusia, más de 6000 incendios forestales habían comenzado a fines de junio, cubriendo más de 809.000 hectáreas de tierra, la mayoría en el extremo este del país y Siberia.

Los incendios comienzan debido a una serie de factores que incluyen las altas temperaturas, la humedad y la falta de humedad en árboles, arbustos y pastos. A eso se le suman veranos más largos, más cálidos y secos. Por ese motivo, no es sorprendente que estemos viendo incendios forestales más frecuentes y de mayor duración en todo el mundo.

Parece que estos desastres serán aún más frecuentes. Las predicciones del informe del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, publicado a principios de este año, menciona que los incendios extremos podrían aumentar hasta un 14% para 2030, un 30% para fines de 2050 y un 50% para fines de siglo.

La deforestación, el drenaje de la turba, la expansión o el abandono de la agricultura, la supresión de incendios y los ciclos intersemanales como El Niño-Oscilación del Sur, pueden ejercer una influencia más fuerte que el cambio climático en el aumento o la disminución de los incendios forestales

El factor clave en la intensidad de los incendios forestales es la temperatura de la superficie: “Al intensificar su principal factor impulsor, el calor, el cambio climático causado por el hombre aumenta los incendios forestales. Por tanto, el calor del cambio climático seca la vegetación y acelera la quema”, explica Stefanski.

Adaptar los bosques

Se necesita adaptar los bosques tanto los naturales como los administrados (ya sea por el sector público o privado), lo que exige aprobar medidas de conservación, protección y restauración.

“La restauración de los bosques naturales y de las turberas drenadas, así como la mejora de la sostenibilidad de los bosques gestionados, en general, aumenta la resiliencia de las reservas y los sumideros de carbono», añade Stefanski.

La única forma en que habrá una disminución de los incendios forestales es si se aborda el cambio climático de manera integral. “La cooperación y la toma de decisiones inclusiva con las comunidades locales y los pueblos indígenas, así como el reconocimiento de sus derechos inherentes son parte integral de una adaptación forestal exitosa en muchas áreas”, dice Stefanski.

También es importante educar a la población: una sola brasa de la barbacoa o un cigarro puede tener consecuencias devastadoras, mientras el calor del tubo de escape de un coche es suficiente para prender fuego a las hojas secas.

Puesto que se prevé que los incendios forestales aumenten en frecuencia e intensidad, los gobiernos tendrán que invertir más en equipos y personal de lucha contra el fuego, así como garantizar que las viviendas de las zonas de alto riesgo tengan un alto nivel de seguridad contra incendios

Con información de Noticias ONU.

Te puede interesar: https://revistatuk.com/medio-ambiente/asambleas-comunitarias-producir-para-comer/

Dona un café

Related Articles

Deja un comentario