Te invitamos a conocer a Calavegan

por Redaccion@revistatuk
0 Comentario

Te invitamos a conocer a Calavegan.

Alice es traductora de idiomas y Lalo cocinero, sin embargo, al llegar la pandemia y quedarse sin trabajo, comenzó la idea de emprender, hasta ahora se han dedicado a perfeccionar juntos sus quesos vegetales y hacer crecer su marca.

Te invitamos a conocer a Calavegan

Lalo, quien estudia gastronomía, decidió durante la pandemia tomar un curso para realizar quesos veganos, esto debido a que todos los lugares cerraron y se quedó sin trabajo. Él nos cuenta:

«Yo trabajaba en cocina y por la pandemia tuve que dejar los trabajos porque todos los lugares cerraron; entonces estaba buscando qué hacer en el área de gastronomía que pudiera emprender, ir probando cosas nuevas», señala.

Alice nos cuenta que Lalo decidió tomar un curso para elaborar quesos veganos ya que en ese momento estaba transitando a una alimentación vegana, y juntos empezaron a cocinar este tipo de alimentos.

«Empezamos a cocinar juntos y a tener más química en cuestión de cocina», nos dijo.

La cocina vegana

Sobre la cocina vegana, nos comentan que hay muy poca información al respecto y por lo mismo a veces suele complicarse un poco.

«Si estás acostumbrado a cocinar carne o si no estás acostumbrado a los vegetales, hay que ir aprendiendo qué replicar, qué quieres hacer».

Poco después comenzaron a realizar quesos vegetales los cuales producían solamente para su consumo personal

«Cuando llegamos a la receta del queso tipo cabra, no pensamos en venderlo, simplemente intentábamos hacerlo, cuando llegamos a ella después de varias sesiones de prueba-error, surgió la idea de comenzar a vender el queso entre conocidos para compartir lo que estábamos haciendo».

Los sabores

Al inicio solo hacían queso sabor natural, pero quisieron explorar sabores diferentes, fue así que empezaron a producir queso tipo cabra sabor hierbas finas, cilantro y cebollín, ajo con romero, y ceniza.

Nos cuentan que el primer mercado al que asistieron para vender sus quesos fue en la Plaza Briones y aunque llevaron pocas piezas con la intención de que la gente lo probara y conociera su producto, el queso fue un éxito entre los consumidores.

«No era para gente vegana, era un bazar normal, para gente de todo tipo», nos comentan, «fue muy satisfactorio porque también fomentamos la cuestión de un queso sin lácteos».

Fue después de esto que continuaron buscando el perfeccionamiento del producto, esta vez mejorando el empaque.

«Vimos lo del empaque al vacío para que durara más porque es muy importante que tenga buena vida en anaquel»

El segundo bazar importante al que asistieron fue en la Ciudad de México: «La Veganería», mercado que cuenta ya con seis años de llevarse a cabo y que es únicamente para consumidores veganos.

Fue a partir de esto que comenzaron a tener puntos de venta más grandes y que surgió el nombre actual: Calavegan.

«El nombre fue una parte muy difícil del proyecto, al principio tenía otro, se nos ocurrió a partir de un tatuaje de calavera con cuchillos de chef que tiene Lalo, y nos gustó la combinación de calavera con vegan», nos cuenta Alice.

Los inicios

Aunque al inicio la intención de ambos era elaborar más productos de origen vegetal como salchichas, decidieron producir solamente quesos e incrementar la variedad de estos:

«Ya querernos que sean solo quesos, ahorita ya tenemos el manchego, el pepper jack y estamos por sacar el queso fresco y el mozzarela fresco, ya nos vamos a dedicar solo a los quesos», señalan.

Alice y Lalo, dejaron en claro que no utilizan conservadores artificiales, los únicos aditivos que contienen el queso manchego y el Pepper, es el ácido cítrico o el ácido láctico, que son los que le dan el «toque acidito, característico de este tipo de quesos», lo que realmente los conserva en óptimas condiciones y por más tiempo el es envase al vacío.

Principales consumidores

Con respecto a sus principales consumidores, el equipo de Calavegan nos cuenta que no es en Xalapa ni en los alrededores donde se encuentran sus principales compradores.

«Nuestro público en Xalapa y Coatepec más bien son intolerantes a la lactosa, más que veganos; pero cuando fuimos a CDMX ahí sí era público vegano y bien exigente (…) fue cuando vimos que esto ya iba en serio y nos sentimos comprometidos a llevarle un buen producto a la comunidad vegana de allá».

«Los clientes frecuentes los tenemos en el mercadito de Coatepec la gente acude a comprar su despensa y pasan por su queso, casi siempre tenemos gente nueva que lo prueba y se sorprende de que no tengan lácteos; ahí buena respuesta también», señalan.

Los prejuicios

Nos comentan también que aunque no ha sido la mayoría de la veces, sí han tenido experiencia con gente que rechaza los productos porque son veganos.

«Creen que porque los productos son veganos y ellos no, no los pueden comer».

«Hay gente que nos dice: no, yo no, eso no me gusta, no me interesa; ¡y todo bien no hay ningún problema!, nos cuenta Lalo.

«Pero no es la mayoría, a la gente en lugar de dejarse llevar por un prejuicio, les da curiosidad (..) nos satisface mucho cuando una persona que no es vegana o que no ha tenido una buena experiencia con productos de este tipo, prueba nuestro queso, les gusta y se vuelven clientes».

El futuro

Mencionan que aunque han llegado a tener propuestas de inversionistas, no está dentro de sus planes inmediatos industrializar sus productos, aunque tampoco lo descartan.

«Por ahora nos gusta que sea un producto artesanal que hacemos en nuestra casa, sí tenemos insumos para hacer una producción más grande, pero tampoco tengo una industria en mi casa; pero creo que podría llegar a pasar, no es que estemos cerrados.», nos señala xx

En este momento, nos cuentan, están enfocados en disfrutar cada paso que dan con su marca y están encaminados a hacerla crecer, al tiempo que continúan investigando, desarrollando y perfeccionando sus productos.

«Creo que vamos a seguir creciendo así, natural y orgánico; si en 10 años tenemos un crecimiento gradual seguiremos con esto, por ahora seguimos aprendiendo de los errores y conforme pasa el tiempo y vayamos estandarizando el producto, sacaremos más producción»

Te invitamos a conocer a Calavegan

TAL VEZ TE INTERESE: Ser un rapero real es contar lo que vives: Alisther Dávila https://revistatuk.com/entrevistas/ser-un-rapero-real-es-contar-lo-que-vives-alisther-davila/

Dona un café

Related Articles

Deja un comentario