Miguel Covarrubias, artista y genio multifacético

Publicado en:


Por: Nancy G. Nieva

Uno de los artistas más ilustres en el campo de la pintura, a su vez un caricaturista con una visión vanguardista usando siempre una paleta de colores vibrantes.

Los inicios del Chamaco Covarrubias

Nació el 22 de noviembre de 1904 en la ciudad de México, Covarrubias conocido como “El chamaco”, tenía un talento excepcional y no solo para el arte, también lo tenía para la escritura, la ilustración, antropología y la museografía.

De esta manera, gracias a sus habilidades, con tan solo 14 años, tuvo la oportunidad de exponer sus pinturas en el Instituto Nacional de Bellas Artes, tal acontecimiento marcaría el inicio de una exitosa carrera en el mundo de las artes visuales.

Ejemplo de esto, fueron las publicaciones llevadas a cabo en la revista Mexican Folkways.

Por otro lado, a la corta edad de 19 años tomo la decisión de mudarse a la ciudad de Nueva York, estando allá su trabajo tomó impulso.

Durante su estancia en Estados Unidos, conoció a diversos personajes importantes e influyentes en el arte, entre ellos Diego Rivera, Frida Kahlo y Gertrude Stein de tal modo que, estas vivencias fueron de gran aprendizaje para él.

El talento y habilidad que poseía repercutió en oportunidades como el poder colaborar con las revistas Vanity Fair y The New Yorker.

Dando como resultado, el reconocimiento a nivel internacional.

Un dominio magistral del color y composición.

Sus cuadros plasmaban escenas cotidianas y retratos de personajes destacados de la época, capturando la esencia del momento con gran precisión y expresividad.

Sus pinceladas sueltas y dinámicas, combinadas con una paleta de colores vibrantes, transmitían una energía única que cautivaba a los espectadores.

Además de su notable talento como pintor, Covarrubias también se destacó como caricaturista.

Como resultado, sus caricaturas, se publicaron en importantes periódicos y revistas de la época, así mismo, eran una crítica satírica y aguda de la política y la sociedad mexicana.

Su estilo caricaturesco era caracterizado por exageraciones y deformaciones grotescas, con ellas Covarrubias lograba transmitir mensajes irónicos y humorísticos con gran maestría.

Miguel Covarrubias y su contribución al ámbito de la museografía

A través de su trabajo como diseñador y curador, revolucionó la forma en que se presentaban las exposiciones en los museos.

Él, entendía la importancia de utilizar elementos visuales y espaciales en consecuencia, sabía que, para contar una historia debía transmitir de manera clara un mensaje, ahora bien, de esta forma creaba ambientes que envolvían al espectador y le permitían sumergirse en la temática de la exposición.

Una de las muestras más emblemáticas que diseñó Covarrubias fue «El México de ayer», una exhibición que recorría la historia y la cultura mexicana a través de piezas arqueológicas, arte popular y fotografías.

Con una combinación de iluminación dramática, escenografías detalladas y recursos multimedia, Covarrubias logró transportar al público a distintas épocas y regiones de México, logrando una experiencia inmersiva y educativa.

Como es de esperar, su capacidad para dominar distintos estilos y disciplinas le permitió explorar y experimentar con diversas técnicas y temáticas, lo cual lo convirtió en un verdadero genio multifacético.

La obra extensa y multifacética de Miguel Covarrubias a través de los años

Libro publicado en 1925.
«The Prince of Wales and Other Famous Americans

Este libro contenía una serie de ilustraciones con su enfoque característico de personajes notables de la época, como lo era el futuro rey Eduardo VIII, así como otras figuras importantes.

A través de estas ilustraciones se capturo la personalidad de cada individuo, lo que, en definitiva, lo catapulto como un ilustrador talentoso.

Pintura 1926
Retrato de la bailarina Josephine Baker

Covarrubias creó un retrato de la bailarina y cantante Josephine Baker.

Esta obra se volvió muy popular debido a que el artista Miguel plasmo de manera vivaz la personalidad de la bailarina.

Pintura 1930
«Jóvenes tehuanas cargando flores”

En esta pintura se muestra el gusto de Miguel Covarrubias hacia las culturas mexicanas.

Dibujo 1935
“Jungle Scene»

Con la técnica «gouache» y acuarela, Covarrubias realiza este dibujo de la imagen de la selva, con grandes árboles, hierbas y flores.
Estos temas de la selva aparecen de manera habitual en sus obras.

Quizás se deba al gusto del artista por la investigación como antropólogo, expediciones que incrementaron su creatividad artística.

Pintura 1935
«Banca del pueblo»

En esta obra se destaca la tranquilidad y estabilidad que se pensaba y creía haber alcanzado con la revolución.

Claro que, visto desde la perspectiva de Miguel Covarrubias.

Libro publicado en 1937
«Island of Bali”

Esta obra maestra incluía a parte del texto e ilustraciones, para la cultura libanesa.

Y debido a que también era un destacado antropólogo, este proyecto reflejo su profundo interés en la diversidad cultural.

En consecuencia, se elogió por transmitir de manera única la esencia de la isla.

Ilustración publicada en 1938
“Nuestros gustos cambiantes”

La revista Voge de Estados Unidos Publico la ilustración con la representación de las celebridades de aquella época.

Como lo eran Benny Goodman, Ginger Rogers, Fred Astaire, Orson Welles, Robert Taylor, Lily Pons, Dalí, Alfred Lunt, Lynn Fontaine, Walt Disney, Dorothy Thompson y Shirley Temple.

Libro publicado en 1939
«Mexico South: The Isthmus of Tehuantepec»

Lleno de ilustraciones y textos, Covarrubias, refleja la diversidad cultural, la artesanía y la vida cotidiana de la región del Istmo de Tehuantepec, de una manera Pintoresca y artística.

Pintura 1940
«El hueso

Obra de óleo sobre lienzo, esta obra es parte de la colección permanente del Museo Nacional de Arte de México, cabe destacar que en este museo también se resguardan otras obras de Miguel Covarrubias.

Mural 1946
«Una tarde de domingo en Xochimilco»

Este mural se puede apreciar en el restaurante Vips Madero de la Ciudad de México.

Sin embargo, solo es una réplica, el original se encuentra perdido, aunque dicen los historiadores que se encuentra resguardado en bellas artes y otros aseguran que lo compro un coleccionista de Nueva York.

Publicación del libro 1954
“EL ÁGUILA, EL JAGUAR Y LA SERPIENTE”

En este libro, se analiza la adhesión de Covarrubias a las hipótesis de contactos culturales y raciales entre el Pacífico, las Américas y el Viejo Mundo (China e India).

Redescubriendo de nuevo a la cultura olmeca.

Mural 1954
“El regalo de la vida”

Actualmente este mural se encuentra ubicado en la entrada del Museo de Dallas en Estados Unidos de América, en contraste con otros proyectos que realizó, este mural esta hecho a base de mosaicos.

De esta manera, logra capturar el interés de todo aquel que lo ve, debido a los colores y texturas.

Así mismo, representa los cuatro elementos: agua, tierra, fuego y aire.

Son innumerables las obras destacadas del este artista multifacético

Sus experiencias de vida, sus expediciones, creatividad y habilidades, lo llevaron a ser un artista integral, lo que supo aprovechar al máximo, trabajando siempre con ahínco y con esa pasión que lo caracterizaba.

Su obra sigue siendo admirada y su influencia continúa inspirando a los amantes del arte, la antropología y otras áreas donde incursiono, dejando huella en muchos países.

En México, su trabajo ha sido de gran valor en el ámbito cultural.

TE PUEDE INTERESAR: David Alfaro Siqueiros y su contribución al arte del siglo XX https://revistatuk.com/cultura/david-alfaro-siqueiros-y-su-contribucion-al-arte-del-siglo-xx/

¡Únete a nuestro canal de WhatsApp y no te pierdas ninguno de nuestros artículos!
https://whatsapp.com/channel/0029VaCL4S1JUM2a4jM0n444

¡SÍGUENOS EN REDES!

FACEBOOK: https://www.facebook.com/tukrevista
INSTAGRAM: https://www.instagram.com/revistatuk/
TWITTER: https://twitter.com/RevistaTuk

- Advertisement -spot_img

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí