Los sismos explicados de manera fácil

Publicado en:


Por: Redacción Tuk´

¿Alguna vez te has preguntado por qué tiembla la tierra? La respuesta es simple: los sismos se producen por el movimiento de las placas tectónicas.

La Tierra está formada por tres capas principales: la corteza, el manto y el núcleo. La corteza es la capa externa y está formada por rocas sólidas. El manto es la capa intermedia y está formado por rocas calientes y deformables. El núcleo es la capa interna y está formado por hierro y níquel.

Las placas tectónicas son grandes bloques de roca que forman la corteza terrestre. Se mueven muy lentamente, pero con el paso del tiempo pueden alejarse, acercarse o chocar entre sí.

Cuando dos placas tectónicas se mueven en direcciones opuestas, se produce una tensión en las rocas que forman la corteza. Si esta tensión es demasiado grande, las rocas se rompen repentinamente.

Esta ruptura libera una gran cantidad de energía que se propaga en forma de ondas sísmicas. Estas ondas son las que provocan el movimiento del terreno durante un terremoto.

Los sismos pueden ocurrir en cualquier parte del mundo, pero son más comunes en las zonas donde las placas tectónicas se mueven. Por ejemplo, México se encuentra en una zona sísmica muy activa, ya que se encuentra en el límite entre la placa del Pacífico y la placa de América del Norte.

Los sismos pueden causar graves daños materiales e incluso pérdidas de vidas. Por eso, es importante estar preparado para un terremoto.

¿Cómo podemos prepararnos para un terremoto?

Hay algunas cosas que podemos hacer para prepararnos para un terremoto:

Conocer el plan de emergencia de nuestra comunidad.
Tener un plan de acción familiar.
Armar un kit de emergencia.
Evitar construir en zonas de riesgo sísmico.
Si vivimos en una zona sísmica, es importante estar preparados para un terremoto. Con una preparación adecuada, podemos minimizar los daños y las pérdidas humanas.

Hablemos de los maremotos o tsunamis

¿Qué puede causar un maremoto o tsunami?

Los maremotos o tsunamis son olas gigantes causadas por un disturbio de gran escala en el océano. La causa más común de un maremoto es un terremoto submarino. Cuando un terremoto ocurre bajo el océano, puede provocar un movimiento brusco del fondo marino. Este movimiento puede desplazar una gran cantidad de agua, lo que crea una serie de olas gigantes que se propagan a lo largo del océano.

Otras causas de maremotos incluyen:

Erupciones volcánicas
Deslizamientos de tierra submarinos
Impactos de meteoritos
Los maremotos pueden ser muy destructivos. Pueden causar graves daños a las zonas costeras, e incluso pueden provocar la muerte de personas. Por eso, es importante estar preparado para un maremoto si vivimos en una zona costera.

¿Cómo podemos prepararnos para un maremoto?

Si vivimos en una zona costera, es importante tener un plan de emergencia para el caso de un maremoto. Este plan debe incluir lo siguiente:

Un lugar seguro donde refugiarse en caso de un maremoto
Un plan de evacuación
Un kit de emergencia
También es importante estar informado sobre los riesgos de maremotos en nuestra zona. Podemos obtener esta información de las autoridades locales.

Si escuchamos una alarma de tsunami, debemos actuar de inmediato. Debemos evacuar hacia un lugar seguro lo más rápido posible.

TE PUEDE INTERESAR: Islandia y la peligrosa maravilla de sus volcanes https://revistatuk.com/general/islandia-y-la-peligrosa-maravilla-de-sus-volcanes/

SÍGUENOS EN REDES

FACEBOOK: https://www.facebook.com/tukrevista
INSTAGRAM: https://www.instagram.com/revistatuk/
TWITTER: https://twitter.com/RevistaTuk

- Advertisement -spot_img

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí