La influencia de nuestros pensamientos en la vida diaria

Publicado en:


Por: Redacción TUK

La positividad es un concepto fundamental en la vida cotidiana

Nuestros pensamientos influyen de manera significativa en cada aspecto de nuestra existencia, desde nuestras interacciones con los demás hasta nuestra salud y bienestar general

Tomando en cuenta las investigaciones, se estima que el ser humano tiene aproximadamente 60,000 pensamientos por día.
Lo que equivale a alrededor de 2500 pensamientos por hora o cerca de 40 pensamientos por minuto.

Sin embargo, es importante destacar que la cantidad precisa de pensamientos puede diferir dependiendo del estado de ánimo, el nivel de estrés, las experiencias personales y otros factores individuales.

Ahora bien, en cuanto a la proporción de pensamientos negativos generados en comparación con los positivos, diversos estudios han demostrado que nuestros pensamientos tienden a tener un sesgo hacia lo negativo.

Este enfoque pesimista puede deberse a nuestra tendencia innata a la supervivencia y a nuestro sistema de alerta ante posibles peligros.

Algunos expertos, indican que alrededor del 80% de los pensamientos que tenemos a lo largo del día tienden a ser negativos.

Esto puede incluir preocupaciones, temores, autocríticas y otras formas de pensamiento desfavorable.

De cualquier manera, el hecho de que tengamos tantos pensamientos negativos puede tener un impacto significativo en nuestro estado emocional y bienestar general.

Estos pensamientos pueden generar estrés, ansiedad y afectar nuestra autoestima

Por ello, es fundamental ser conscientes de nuestros patrones de pensamiento y aprender a manejarlos de manera constructiva.

Una forma de contrarrestar los pensamientos negativos es practicar la atención plena o el llamado mindfulness.

Esta técnica nos permite observar nuestros pensamientos de manera objetiva y sin juicio, lo que nos ayuda a no identificarnos con ellos y a desapegarnos de su influencia negativa.

Además, es importante fomentar un diálogo interno positivo y reemplazar los pensamientos negativos por afirmaciones más amables y realistas.

Al ser conscientes de nuestros patrones de pensamiento, podemos promover un mejor bienestar emocional y mental en nuestra vida diaria.

La ciencia de la positividad

Esta se centra en comprender cómo los pensamientos, las emociones y las actitudes positivas pueden influir en nuestra vida diaria y en nuestra capacidad para enfrentar los desafíos.

La evidencia científica respalda que las personas con una actitud positiva tienen una mejor salud física

Un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Illinois encontró que las personas optimistas tenían un riesgo menor de enfermedades cardiovasculares en comparación con aquellas con una mentalidad negativa.

Asimismo, la positividad también está relacionada con una mayor longevidad

Un estudio de la Universidad de Yale reveló que las personas mayores de 50 años con una actitud positiva hacia el envejecimiento vivían en promedio 7.5 años más que aquellos con una actitud negativa.

Esto demuestra claramente que nuestra mentalidad puede tener un impacto significativo en nuestra esperanza de vida.

Además de los beneficios físicos, la positividad también tiene un impacto en nuestra salud mental

Una mentalidad positiva puede ayudarnos a enfrentar el estrés de manera más efectiva y construir resiliencia emocional.

Un estudio publicado en el Journal of Personality reveló que las personas con una actitud positiva eran menos propensas a experimentar síntomas de depresión y ansiedad.

¿Cómo podemos cultivar una mentalidad positiva en nuestra vida diaria?

Una estrategia eficaz es practicar la gratitud, se ha demostrado que expresar agradecimiento regularmente puede aumentar nuestros niveles de felicidad y bienestar.

Podemos mantener un diario de gratitud, en el cual anotamos tres cosas por las que estamos agradecidos cada día.
También podemos expresar agradecimiento verbalmente a las personas que nos rodean.

Otra forma de fomentar la positividad es a través del ejercicio regular y una dieta saludable

El ejercicio libera endorfinas, que son hormonas que nos hacen sentir bien, esto aunado a una alimentación balanceada y nutritiva puede proporcionar los nutrientes necesarios para mantener una salud mental óptima.

Es importante rodearse de personas positivas

Nuestro entorno social puede influir en nuestro estado de ánimo y forma de pensar, por lo tanto, pasar tiempo con personas optimistas y motivadoras puede ayudarnos a adoptar una mentalidad positiva y ver la vida desde una perspectiva más optimista.

Por lo tanto, tengamos presente y no olvidemos que la positividad es un concepto fundamental en la vida cotidiana.

Así que recordemos ser conscientes de nuestros pensamientos y emociones, teniendo siempre en cuenta uno mismo es el responsable de lo que pensamos y sentimos.

TE PUEDE INTERESAR: Resiliencia Laboral, Clave para el Éxito Profesional https://revistatuk.com/bienestar/resiliencia-laboral-clave-para-el-exito-profesional/

¡Únete a nuestro canal de WhatsApp y no te pierdas ninguno de nuestros artículos!
https://whatsapp.com/channel/0029VaCL4S1JUM2a4jM0n444

¡SÍGUENOS EN REDES!

FACEBOOK: https://www.facebook.com/tukrevista
INSTAGRAM: https://www.instagram.com/revistatuk/
TWITTER: https://twitter.com/RevistaTuk

- Advertisement -spot_img

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí